Consumo Informacion General

Derechos de los consumidores al comprar por internet

A la hora de ponernos a realizar compras por internet es sumamente importante que tengamos en cuenta los siguientes puntos para saber cómo podremos o no actuar en el caso de que tengamos algún problema durante la compra.

Todas aquellas empresas o comercios que cuenten con comercio a través de la red, están obligados legalmente a publicar dentro de su página web todos los datos de contactos o su dirección postal.

Pero esto no es siempre así; debido a que muchas veces realizamos compras por internet, pero mediante servidores individuales como en eBay o páginas similares. Por lo tanto, cuando vayamos a comprar a través de estos portales en lo que nos tendremos que fijar y muy bien en las opiniones de otros usuarios y las calificaciones que le hayan puesto al vendedor.

En primer lugar, a la hora de comprar es importante conocer la identificación del vendedor como hemos hablando anteriormente.

Lo siguiente es saber que se trata de una transacción segura, usar conexiones seguras y también es importante utilizar un buen antivirus no vayamos a tener ningún problema.

Las formas de pago, según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios prohíbe que se cobren cargos adicionales por un pago específico. Por lo tanto, cada página nos debe proponer distintas opciones para elegir la que sea más conveniente para cada uno de nosotros como tarjeta de créditos, débito, transferencia o PayPal y sin que al elegir uno de esto nos suponga un gasto extra.

Tras realizar el pago, debemos conservar hasta el momento que recibamos nuestra compra todos los datos y documentación que se relacione con nuestra compra. La confirmación del pedido y el pago, los datos de envío y fechas. Algo que será importante tener a la hora re alguna posible reclamación.

Es muy importante que siempre se cumpla los plazos y condiciones de entra los cuales deberán haber sido especificados durante el proceso de compra. EN el caso en que nada de esto se especifique entonces contaran con un plazo máximo de entrega de hasta 30 días. EN el caso de que el envió no fuese a llegar en el omento acordado, el vendedor deberá notificárnoslo. Y en ese momento es cuando nosotros, los consumidores decidiremos si queremos o no seguir con la operación o si por el contrario preferimos que nos reembolsen el dinero.