Consumo Informacion General

Consumismo desatado

Suele ser muy fácil hablar de los derechos de los consumidores, referirnos a ellos como algo que está ahí y que por lo general es respetado. Vivimos en sociedades llenas de consumo, el consumismo nos rodeo y en ocasiones su manifestación se produce de forma salvaje y desmesurada.

En este contexto social que acontece, el consumismo parece ser un patrón cultural capaz de anteponerse a cualquier otra corriente vital que se precie. Existe pues un juego en el que el poder que seduce con sus productos y sus ofertas y el consumidor pretende protegerse lo mejor que puede del bombardeo.

Pero en esa relación hay un desequilibrio evidente, ya que las empresas y multinacionales disponen de un poder económico, financiero, mediático y negociador de mucho peso, mientras que el consumidor es una especie de liliputiense que intenta esquivar los pisotones de los gigantes con una sonrisa en la boca.consumidores

Esencial es que los productos y servicios que el ciudadano adquiere vengan acompañados de la suficiente información y de una pertinente claridad, pues sin este derecho a la información sería imposible tomar decisiones en la escala consumista. Cualquier otro escenario que oculte datos y manipule al consumidor deberá ser denunciado.

Y es que la mentira es uno de los brazos ejecutores de las empresas que intentan colocar sus productos. Las incongruencias en la seducción que el vendedor realiza tienen que ser igualmente detectadas y denunciadas, como exigen los derechos del consumidor. Debe haber por tanto una consonancia entre la publicidad de los productos y servicios y la realidad que posteriormente van a dibujar.

El consumismo debe convertirse en algo de todos, por lo que el respeto debe proceder de todas las partes que entran en conflicto. Pero a los consumidores lo que les toca es estar alerta de las irregularidad para ponerlas en manos de las organizaciones y organismo competentes. Entre todos es posible hacer una mejor convivencia y un mundo más justo en el que no existan tantísimos atropellos por parte de los poderosos.